Marita

 

A Marita la conocí hace menos de un año en Jersey City. Al momento de regresar, quise despedirme personalmente pues a pesar de haberla visto dos veces, cuando la conocí y cuando me despedí, hubo una familiaridad instantánea. Al entrar a su casa, sólo podía observar cada cosa, cada rincón, cada detalle. Una atmósfera cinematográfica. Marita es una chilena que viajo a E.E.U.U. poco antes de que la dictadura estallara y aún después de tantos años, sueña con volver a su país y pasar sus últimos días allí. Ya no se encuentra en esa casa por giros del destino, y este, es el única memoria que tengo de ella y ese lugar.